Categoría: ARPA DULCE

Entrada

Para nombrar la línea recta

El camino más corto entre dos puntos nunca fue para mí la línea recta. Miro la geometría de las nubes. La razón tiene un loco en cada puerta. Golpean tus orejas para que escuches la momia del sonido. Te golpean las piernas para que sigas fiel la geometría del caminar sin que jamás te tuerzas....

Entrada

El estilo

Si tienes estilo propio las influencias te viven. Si escribes con plumas de otro las influencias te matan. Estilo es tu cuerpo y alma.

Entrada

El insoneto de mi poesía

Dicen, no sé por qué, mi poesía detecta las ranuras y el gargajo, y que en forma de sucio escarabajo amasa bola de melancolía. Dicen, no sé, que tiene valentía y de turbio esqueleto para abajo no se pone la pana de un refajo para tapar la pústula del día. Y yo, Pacheco, así, nunca...

Entrada

Insoneto de las flores

Si habla el hambre no existe primavera, los suburbios te dan otros olores. Nos ha jodido mayo con las flores. Este refrán nos viene de primera. Si el poeta poema la esterquera se enfadarán los límpidos señores, pues la poesía quiere ruiseñores para cantar la vida de primera. La dulcísima luna en los jardines y...

Entrada

El estropajo

No limitemos, señores: el estropajo suena mal, pero sirve para limpiar la mugre. Todo tiene el sonido preocupado que la preocupada oreja le asimila. Y a veces repetidas veces en el cesto de la ropa sucia del mundo, en el desván de las cosas podridas, un cisne suena mal, un lirio suena mal y hasta...

Entrada

Yo me dirijo al hombre

Yo me dirijo al hombre que se dobla y lleva una herramienta entre las manos. Al hombre que ha quemado sus pupilas en el brillo absoluto de los platos. Yo me dirijo al hombre cansado de ladrillos en el frío esqueleto del andamio. Al que siembra en su oscura compañera un dolor de cadena y...

Entrada

Ser poeta

Ser poeta es ser azul y verde, ensangrentado y pálido, limpio y estiércol. Ser poeta es desnudarse en llaga insomne de alarido como una antena de carne para recoger los latidos del mundo. Ser poeta es luchar contra el muro de niebla que las palabras ponen entre los hombres. Ser poeta es estar continuamente golpeado...

Entrada

Arpa rota

Al mundo le han nacido muchas cruces, muchos velos de humo, oraciones podridas y cestos de camisas de asambleas manchadas por el llanto. Una angustia de manos alambradas va cercando la historia de la tierra. A mí me tocan la palabra, me dicen que cante a los jazmines, olvide el cesto de la ropa sucia,...

Entrada

La poesía

Se introduce en mi sangre, largo clavo de luz que me punza los ojos, me atraviesa la frente y baja como hilo de miel y vinagre hasta el hueco de vidrio de mi pecho. Me golpean sus húmedas imágenes como un río que sale de su cauce y lleva entre sus aguas marionetas de fango....