Nocturno

La noria de mi frente
sacando agua de colores
del pozo de los sueños.
El muñón de la palabra
sangrado hasta el delirio,
los muros de la noche
carcomidos de estrellas.
El azufre del día
me quema la cabeza.