Categoría: LA NATURALEZA

Entrada

Para besar la tristeza del Guadiana

Recuerdo en mi recuerdo tus cabellos de niebla, tus muslos transparentes, tus pechos de agua fresca, tu ombligo de nenúfar, tu clítoris de yerba, tu sexo de sonido a molino violeta. Hoy he vuelto a tu lado y tu cuerpo de agua tiene la piel reseca. Tu cuerpo de aire azul viste de arenas negras....

Entrada

Los peces muertos

Nieve de plata muerta bajaba por el río, barrigas de nieve flotaban en el agua y el olor elevaba su máscara de nube pintando en la corriente círculos verdes. Olían las escamas de la lepra y el sonido del agua rozaba el vientre hinchado de los peces. No había en el silencio del olor ni...

Entrada

Oración al río Guadiana

Padre Guadiana que estás en el suelo, santificadas sean tus aguas, ven a nosotros con tu naturaleza de paz y libertad y no perdones la incivilización de los hombres que arrojan veneno en tus orillas. Líbranos de las sequías y la muerte de tus árboles y peces, acaricia los cuerpos que disfrutan tus abrazos y...

Entrada

Canto al Guadiana

Cuando las amapolas se comen los tejados salgo de mi casa. Tu piel es como un libro cuando se lee en la cama. Tu piel de paño líquido, de sábana de fuente liberada, de hamaca azul con gotas de rocío para dormir el sueño de las aguas. Tu piel de barca y alga consumida por...

Entrada

Poema en forma de río

I Mira mis manos, conocen tu rebaño de algas espinosas, escuchan el rumor de tus nenúfares, acarician el ala de grandes caderas y tienen a las cinco de la tarde una espiga de sol entre los dedos. Mira mi cuerpo, lo tengo deshojado de mentiras, sólo un calzón pequeño contra el sexo para poder andar...

Entrada

Canciones de verano

I Me pesan las paredes y quiero estar sin casa. Esta tarde me voy por la orilla del agua donde crece la yerba con sonido a campana… Esta tarde me voy… La pulpa de la siesta tiene un cuadro de hamacas y lentos caracoles de sudor y desgana. Por la orilla del río vienen guantes...

Entrada

Nada y algo

I ¿Dialogáis con las cosas apasionadamente? Las cosas nos malogran haciéndonos esclavos. El hombre vive libre cuando no tiene nada y pisa la ciudad como si fuera una calle para salir al campo. Recuerdo aquellos días. Guadiana era un milagro donde tiraba mi dolor, donde flotaba mi dolor como si fuera un barco. Yo no...

Entrada

Poema en forma de verano

De tamtam de cigarras y babas de volcán, de sonido de clavícula de encina partida por el hacha de la llama, de manos de pesos de sombras, de mariposas húmedas llenando las pupilas de cabellos cortados y hélices de cuchillas de afeitar degollando gargantas de lluvia; de todo lo que agrande en el paisaje la...